Una revista valida el estudio de un caso clínico basado en La Biblia.

La revista Virology Journal publicó un artículo bastante curioso, titulado en inglés: Influenza or not influenza: Analysis of a case of high fever that happened 2000 years ago in Biblical time, escrito por Kam Le Hon, Pak C NG y Ting F Leung, en el que se analizaba un caso de fiebre curada por la mano sanadora de Jesucristo. ¡No te rías que es verdad!

Bueno, ríete.

El caso es que estamos ante una validación clínica de un relato que tiene mucho componente fantástico y fabulado, y muy poco de histórico. Es cierto que determinadas enfermedades como la lepra, por citar un ejemplo, han sido registradas en la Biblia. Pero otra cosa, muy distinta, es validar cualquier caso como válido solo por la creencia religiosa en el cristianismo.

Según el caso clínico, una mujer, suegra de Pedro, sufría de una fiebre elevada que fue curada por el toque de Jesucristo. Debido a la rapidez de la curación, la imposibilidad de medir la temperatura de manera fiable, y el diagnóstico diferencial con otros signos y sintomas que hicieran pensar en lupus eritematoso sistémico, infecciones como la endocarditis bacteriana o una septicemia, llegaron a la conclusión de que Jesucristo curó una gripe.

A todo este me pregunto: Como no se ha demostrado de una manera fehaciente la existencia de Jesucristo, ¿Deberíamos creer en la certificación verídica de un caso clínico solo porque lo curó Jesucristo? Si a esas vamos, me imagino que considerarán la etiología demoníaca de las enfermedades como un hecho científico, como ocurrió con la epilepsia…

One final consideration that one might have is whether the illness was inflicted by a demon or devil. The Bible always tells if an illness is caused by a demon or devil (Matthew 9:18-25, 12:22, 9:32-33; Mark 1:23-26, 5:1-15, 9:17-29; Luke 4:33-35, 8:27-35, 9:38-43, 11:14) [1]. The victims often had what sounded like a convulsion when the demon was cast out. In our index case, demonic influence is not stated, and the woman had no apparent convulsion or residual symptomatology.

¡Juro que analizo este artículo conforme leo!

Les traduzco para los no iniciados en el inglés: “Una consideración final que uno podría hacer es si la enfermedad era causada por un demonio o diablo. La Biblia siempre dice si una enfermedad es causada por un demonio o diablo (Mateo 9:18-25, 12:22 y 9:32-33; Marcos 1:23-26, 5:1-15 y 9:17-29; y Lucas 4:33-35, 8:27-35, 9:38-43 y 11:14). Las víctimas tenían a menudo lo que parecían convulsiones cuando se expulsaba al demonio. En nuestro caso, no se indica ninguna influencia demoniaca y la mujer no tiene convulsiones o sintomatología residual”

En pocas palabras, como sale en la Biblia la posesión demoníaca como diagnóstico diferencial, entonces deberíamos darle un mínimo de credibilidad científica. ¿No es así?

Pero lo que en realidad me molesta, sobremanera, no es que estos autores escribieran el artículo, sino que la revista lo haya publicado. ¿En qué estaban pensando? Un artículo así solamente podría haberse publicado si estuvieramos en 1 de Abril (día de los Inocentes en países anglosajones), o se tratara de un artículo histórico. Pues no. Desde la primera línea del artículo: “The Bible describes the case of a woman with high fever cured by our Lord Jesus Christ.” (La Biblia describe el caso de una mujer con fiebre elevada curada por nuestro Señor Jesucristo) debió ser suficiente para mandarles el artículo de vuelta, y en caso de querer publicarlo, hacerle la corrección pertinente al estilo de una carta al editor, y no como un reporte de caso clínico. Lo único que falta es que se empiece a analizar el posible origen esquizofrénico de los Nazgul, o un estudio comparativo de las quemaduras de Al Simmons con la lepra lepromatosa, o el estudio de un caso de lupus eritematoso sistémico en el Dr. Jekil.

Digo, a menos que la revista quiera tener la misma credibilidad que las publicaciones de la Medicina Sistémica, pero ese solo soy yo.

Anuncios

2 Respuestas a “Una revista valida el estudio de un caso clínico basado en La Biblia.

  1. Un excelente estudio y de gran academicismo, no se que tienes que crticarle. Hablas por hablar, idiota.

  2. “Lo único que falta es que se empiece a analizar el posible origen esquizofrénico de los Nazgul,…”

    XD…interesante tema, pero la analogía es perfecta. A ver para cuando un poco de fisiología de los pitufos, del estudio de su piel azul podríamos adquirir muchos conocimientos válidos para la dermatología…
    Saludos, muy combativo el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s