Violenca en la UCV II

A continuación, copio y pego un comunicado del Centro de Estudiantes de la Escuela Luis Razetti acerca de los hechos de violencia recientes de la UCV:

UCV: ¿Libre de violencia o violencia libre?

Esta es la pregunta…

La Universidad Central de Venezuela, la casa que vence las sombras se ve opacada día a día por las diferentes problemáticas que agobian a nuestro país, la delincuencia, la intolerancia, la carencia de respeto, la pérdida de valores y la violencia ya no son solo agentes externos a la universidad pues se han convertido en la base de innumerables conflictos en los espacio de la Ciudad Universitaria.

La UCV, espacio de esparcimiento y crecimiento, no solo destaca por su excelente formación académica, sino por la apertura al pensamiento crítico y reflexivo que permite hacer de los conflictos motores para la promoción de soluciones asertivas e inclusivas beneficiando a toda la comunidad.

La UCV, nuestra UCV es más que una Universidad es nuestra gran familia, en donde la diversidad de pensamiento, de caracteres, de creencias y de vivencias políticas no son mas que oportunidades de crecimiento, es por ello que como Ucevistas deploramos cada hecho delictivo y violento que dentro de sus espacios ocurre pues la ofensa, el abuso y la falta de respeto que recae con estos hechos no lo hace solo sobre sus espacios físicos, no solo perjudica a las autoridades, sino también a cada estudiante, a cada docente, a cada obrero, a cada miembro de esta comunidad.

Es por ello que desde el Centro de Estudiantes Razetti queremos hacer una llamado a la toma de conciencia sobre el significado de la violencia, resaltando al dialogo como la herramienta efectiva para hallar las soluciones necesarias a las diferencias y a los conflictos que a diario se presentan; rechazando categórica e irrefutablemente cualquier tipo de violencia que ponga en peligro físico y moral a la comunidad que dentro de esta casa se desarrolla.

De igual forma exhortamos a la Autoridades Universitaria a que exijan las investigaciones necesarias para dar con los culpables de este hecho lamentable y sancionarlos de acuerdo a lo establecido en las leyes de nuestro pais, ademas de generar medidas que garanticen que este tipo de enventos no sigan dañando nuestra Ciudad Universitaria y nuestro gentilicio de Ucevistas.

No mas impunidad, basta ya de tanto abuso, basta ya de soportar la
intolerancia, busquemos soluciones, defendamos nuestra UCV.

Esto se escribe a razón que unos hijos de puta quemaron la oficina del rectorado de la UCV, destruyendo el piso uno y parte del piso dos. Este tipo de cosas solo provocan indignación, porque va más allá de la división política que se observa dentro de la UCV. Esto ya se trata del más burdo sicariato contra unas autoridades universitarias legitimamente elegidas, e incluso más allá: Contra toda la comunidad universitaria.

La violencia está desatada, y no existe ninguna autoridad, estatal o universitaria, que pueda protegernos. La policia no sirve para nada, la cacareada autonomía a veces obstruye el paso de la justicia, y los vigilantes de la UCV no tienen una estrategia clara para enfrentar estas situaciones. Esto solo provoca arrechera. Arrechera y pena ajena. Caracas se está convirtiendo en una especie de comedia de un western norteamericano donde solamente la ley de la pistola, el malandraje y el vivalapepismo son lo que imperan. Y esto no tiene color político de ningún tipo. Los que caen en esto, son unos hijos de perra de la peor calaña, y con la ley más dura se les debe responder. Ya basta que la capital de la república se comporte como una barriada peligosa y plagada de delincuentes. ¡Ya basta de violencia, no joda!

La Universidad ha estado en peores situaciones en el pasado, y volverá a salir adelante, y eso solo será con la ayuda del estudiantado. No importa, una vez más, el color político que se tenga. Este atentado contra la rectora y la infraestructura, patrimonio de la humanidad declarado por la UNESCO, es más bien contra el estudiantado, contra toda la comunidad ucevista, y solo unidos podremos sacar a esos desgraciados seres de mierda fuera de nuestro campus.

La Universidad no solo vence la sombras, sino a estos malnacidos también.

Ya vomité mi bilis. Ahí tienen los comentarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s