Carta abierta a Giovanni Provenza

Supongo que ustedes, mis amables lectores, recordarán este artículo acerca de una denuncia personal, con toda mi mala leche, sobre la actitud del estudiante Giovanni Provenza ante una denuncia que le había hecho (vean el artículo para más detalles). El día de hoy, Giovanni se me acerca para aclarar su postura respecto a ese artículo, y con todo el respeto que me merece, tomé la decisión de escribir esta carta abierta.

Tomenlo también como una declaración de principios para aclarar como manejo las cosas en este hueco de la Internet, sin que eso signifique entre él y yo exista algún altercado. Nada tan alejado de la realidad. Nuestra breve conversación de hoy fue bastante agradable y lleno de concordia.

Procedo entonces al mensaje:

Estimado Giovanni:

Cuando se es elegido para un cargo representando a los estudiantes a una determinada instancia de nuestra escuela, las actitudes que se deben tomar respecto al cargo siempre deben ser cordiales. Sin pretender que te conviertas en una monedita de oro para caerle bien a todo el mundo, debes saber que alguna determinada actitud tuya puede despertar malestar en la gente. Y tu deber, como representante, es contribuir a la concordia. El que te hayas acercado a mi después de leer ese artículo, me pareció evidencia de eso, y lo aplaudo.

Como te mencioné en el artículo anterior, no espero que seas tú el que resuelva el problema que denuncié, como el de los baños de nuestra escuela. Tampoco espero que te hagan caso si tu hubieras llevado el problema a instancias superiores. Tu cargo te da un nivel de responsabilidades, y solo te puedes manejar en ese nivel. Eso lo tengo claro. Lo que despertó mi indignación fue la actitud que tomaste en ese momento histórico que reseñé en mi artículo. Si tu intención no era precisamente esa, lo aclaraste y lo acepto, pero esa percepción existió, y te hago ese llamado de atención para que puedas corregir ese aspecto. Lejos de que sea un problema personal, tomalo como una autocrítica que te puede ayudar mucho en tus relaciones políticas dentro de la facultad.

Sin embargo, y esto es lo importante, los hechos siempre terminarán hablando por los demás. Si tienes una buen voluntad de hacer un buen trabajo, y logras la aceptación de tus representados con una buen actitud, entonces solamente me resta desearte una muy buena suerte en tu cargo, y que hagas un buen trabajo. Más allá de esto, no se que te puedo dar.

Lo que escribí, escrito quedará. Tomalo como una política propia de guardar como archivo todo lo que hable aquí. Yo no soy poseedor de la verdad absoluta y puedo equivocarme, pero algo si asumí el día en que me metí en este paquete: Me responsabilizo de todo lo que escriba. Es por eso que, si de pronto mi artículo resultó una completa habladera de paja, me sentiré muy feliz si tu trabajo me demuestra justamente eso. Eso significa que tienes una base sólida para defender tu postura y tus argumentos, y que tus hechos podrán desmentir todo lo que yo, o cualquier otro, diga.

Por supuesto, no significa que admita que hablé paja. Significa que si yo hablo, lo hago con los elementos que me dan. Si esos elementos son errados, entonces aceptaré mi error. Pero para eso, falta demostrarlo con hechos. Decir más, sería llover sobre mojado.

Quiero cerrar esto diciendote que los comentarios siempre estarán abiertos para ti, y para cualquier parte interesada del tema. Se cuando hablo con mala leche, y el que a hierro mata no puede morir a sombrerazos, pero las partes interesadas siempre han salido publicadas íntegras. Que sus argumentos tengan peso o no, dependerá de ellos. Pero si de verdad me equivoqué en alguna apreciación, recuerda esto: Pruebamelo con hechos, y me guardaré los comentarios cuando haga falta.

Que tengas una muy buena suerte en tu deber. Te deseo toda la mejor vibra que te pueda mandar. Lo dicho, dicho quedó, y que quede en los archivos para la posteridad. Nadie es dueño de la verdad absoluta (mucho menos yo) pero es bueno guardar qué se dijo para tener bases sólidas para seguir hablando.

Que los hechos tengan la última palabra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s