Cometela con ignorancia (Parte 1 de 2): La ley anti-gordos

Han pasado tantas cosas esta semana, que debería hablar de ellas al respecto, como la mejora del Sistema Barrio Adentro por encima de los hospitales nacionales o los ambulatorios del Sistema Nacional de Salud. Debería hablar más sobre la enorme presencia de médicos cubanos trabajando en un país donde, supuestamente, tendría asegurado mi empleo en el campo de la salud. Eso, y muchas cosas más, pero como ya son temas algo pasaditos, y que ha retratado más gente en la red, decidí dejarlo pasar (además que escribo lo que yo quiera y/o tenga tiempo). Sin embargo, la estupidez en este noble campo de la salud sigue pisoteando nuestro intelecto, y en esta ocasión, he decidido descargar mi bilis hasta que me sienta a gusto.

Leo en Noticiero Digital la siguiente nota:

ND(05/10/09-10:09am).- El nutricionista Salomón Jakubowicz expone en su portal web Ni una Dieta Más la importancia de la creación de una ley contra la obesidad infantil. Explica que gran parte de los pacientes que llegan a los Módulos de Barrio Adentro tienen enfermedades causadas por el consumo de comida chatarra.

Nunca había leído tanta idiotez junta, y no porque venga de Noticiero Digital (alias, el Atajaperros), o por los deliciosos e hilarantes comentarios de sus ilustrados participantes. Se trata que un nutricionista entre comillas “serio”, que ha enriquecido su cuenta corriente con un best-seller titulado “Ni una Dieta Más”, venga a proponer semejante joya de ley.

Yo le pregunto, señor Jakubowicz… ¿Usted como que se intoxicó con sus batidos? ¿Usted como que se fuma las mezclas de sus helados “aceleradores del metabolismo”?

Como no me quiero quedar con ese escueto párrafo, decidí visitar la página del susodicho Doctor, a ver si podía obtener respuestas a estas interrogantes trascendentales para mi pobre cerebro.

Y lo que leí me confirmó todas mis sospechas:

¿Por qué es importante la Ley contra la Obesidad Infantil?

La mayoría de los pacientes que llegan a los módulos de Barrio Adentro tienen enfermedades causadas por la comida chatarra. Traer más médicos cubanos no va a solucionar la grave situación de la salud en Venezuela.

¡Joder! ¡Tuvo un acierto a la primera! Ciertamente que la obesidad, y los problemas de la comida chatarra (entiendanse: Chucherias, hamburguesas de cadenas de comida rápida, frituras empaquetadas y otras delicias) están convirtiendose en un problema mundial. Y ciertamente, la presencia de más médicos cubanos no va a aportar soluciones que los médicos venezolanos ya conocen muy bien. Pero a todas estas le pregunto: ¿Por qué una ley?

* 2 de cada 3 personas son gordas. Venezuela es el país 24 con más gordos en el mundo.
* Un refresco pequeño tiene 10 cucharadas de azúcar. Venezuela es el único país en prohibir refrescos sin azúcar
* La mitad de los niños son adictos a la comida chatarra.

Ah, como diría Shrek: “Eso explica muchas cosas”. Analizemos por partes: Uno: es verdad que Venezuela se está convirtiendo en un país de gordos. Dos: Si habla por el hecho de que se prohibió la Coca-Cola Zero en Venezuela, no se por qué no habla de todos los denominados “refrescos light”, lo que demuestra su ignorancia por ahi, y tres: que la mitad de los niños sean adictos a la comida chatarra ES PORQUE LA COMIDA CHATARRA ESTÁ DISEÑADA PARA SER ADICTIVA. Si de verdad piensa proponer una ley contra esta triste realidad, ¿por qué proponer una ley anti-obesidad y no una ley reguladora del expendio de esos alimentos? ¿Acaso no se da cuenta, nutri-mequetrefe, que los culpables en esta cuestión no sólo son los padres o los propios niños, sino las empresas fabricantes o distribuidoras de semejantes comidas?

¿Usted de casualidad vió la pelicula Súper Engórdame?

Las enfermedades causadas por la comida chatarra (obesidad, diabetes, cáncer y enfermedades del corazón) ocasionan 85% de las muertes no violentas. Si eso te parece grave solo espera unos años porque muchos niños ya tienen sobrepeso.

¿Y qué propones tú? ¿Una ley que prohibe todo Indice de Masa Corporal (parámetro antropromético de distribución de grasa en el cuerpo) por encima de sus valores normales? ¿Y qué hay con todos esos niños que son gordos por problemas metabólicos o simplemente receptores de la genética familiar? ¿Los piensas declarar ilegales también? Tanta pregunta me está mareando. Necesito una “Peisi” para darle paz a mis neuronas.

Las muertes causadas por el tabaquismo están disminuyendo gracias a leyes que limitan su influencia. La adicción a la comida chatarra debe recibir el mismo tratamiento.

Las leyes anti-tabaquismo han funcionado porque sancionan A LAS EMPRESAS TABACALERAS. Obvio que funcionen porque se dirigen directamente al fabricante. El consumidor cayó en sus garras producto de un entorno social que avalaba el producto, además de la nula intervención del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (nombre antiguo del Ministerio del Poder Popular para la Salud) en aquél entonces. La interpretación de su propuesta es simple: “Ser gordo es ilegal”, al contrario de las leyes anti-tabaco, que no recibieron el nombre de “Ley anti-fumadores”. ¿Me agarra la conversación o sus batidos le están volviendo piche la materia gris?

Ley contra la Obesidad Infantil

Facilitar el reconocimiento de los alimentos con exceso de azúcar y grasa

* Problema: Interpretar las etiquetas nutricionales es imposible para los niños.
* Para ayudar a que los niños puedan tomar una mejor decisión se debería identificar fácilmente aquellos alimentos con exceso de azúcar y/o grasa colocando un círculo púrpura y la leyenda: El consumo de este alimento en exceso causa obesidad.

¡Hombre, su intelecto funciona!… pero a ratos. Esta primera propuesta es correcta, ya que un niño pequeño no entiende la tabla nutricional. Simplemente se la pasa por la pendiente enjabonada de su indiferencia. Pero esto demuestra otra cosa: ¿Vió que usted no sabe como entrarle a este problema? ¿Por qué no ataca desde un principio con una “Ley de fabricación y expendio de comidas de alto contenido calórico”? Esa es una buena sugerencia para empezar.

Educación

* Problema: Por primera vez la mayoría de los jóvenes no sabe cocinar. Esta crisis de conocimiento lleva a tener que comer fuera de la casa más frecuentemente donde las porciones son más grandes y los alimentos menos nutritivos.
* Solución: Incluir clases de cocina en las escuelas

... ¿QUÉ?

... ¿QUÉ?

Entiendo que la gente debe aprender a cocinar, pero… ¿Por qué mejor no promover la educación física, la práctica del deporte o los paseos recreacionales a la montaña? ¿Por qué mejor no se educa también a los maestros para que enseñen desde la escuela la importancia de una alimentación balanceada?…

¿O es que acaso Sumito Estévez dará la cátedra de cocina gourmet en las escuelas bolivarianas?

Control de la publicidad dirigida a los niños e impuestos a la comida chatarra

* Problema: Los niños deben ser protegidos de su propia falta de experiencia pero actualmente los comerciales de alimentos poco nutritivos están dirigidos hacia los niños.

* Solución: Permitir comerciales de alimentos poco nutritivos dirigidos hacia los niños en horarios cuando los padres puedan supervisar y orientar a sus niños.
* Aumentarle los impuestos para que la gente prefiera comprar alimentos nutritivos por mejor precio

Mi frente acaba de tener un encuentro cercano del doloroso tipo con mi escritorio.

Se supone que la intención de su proyecto de ley era prohibir la gordura. ¿Por qué permitirles comerciales a los niños cuando se sabe que son el primer gancho de mercadotecnia? En la ley contra la gordura, me parece adecuado no darle cuartel al enemigo, pero este enmiedo de capote quedó más evidente que Chávez viendose a si mismo en el cine: Usted quiere congraciarse con Dios y con el Diablo. Y sobre el segundo punto, ese es más loable, pero hoy en día harto dificil. ¿Sabe por qué? Porque lamentablemente la política alimentaria es insuficiente. Las legumbres y frutas, y demás rubros vegetales, están cada día más caros, y Mercal solo distribuye alimentos enlatados, carbohidratos “a granel”, cereales “como arroz” y carnes varias. No es malo, pero a la falta de la comida verdecita, es lo único que la gente de bajos recursos come, y eso es un desequilibrio alimenticio grave. Ni hablar que el desayuno más frecuente en los niños de bajos recursos, suele ser una arepita con mantequilla y sin nada más. Su idea podría ser genial, de no ser porque no existe el aparato de producción alimentaria suficiente para ello. ¡ASI DE SIMPLE!

¿O no será que usted tiene el interés de ampliar su mercado? Porque así, su proyecto si que tendría sentido. Usted aparecería como el salvador de los pobres y desnutridos, ofreciendoles el acceso a sus batidos y heladitos aceleradores de metabolismo, con tal de seguir engordando sus arcas de caudales con el tremendo negoción que está fraguando. ¡Ese es el trasfondo de su proyecto de ley, nutri-valurdista! Usted solo quiere ampliar su mercado a los niños, y tuvo que intentarlo proclamando la gordura como ilegal, en lugar de promover de una manera adecuada la educación para la salud necesaria para que las familias se alimenten bien. Amén de la necesidad de UNA BUENA VEZ por todas, de promover la producción nacional de productos agrícolas, en lugar de importando tanta comida del extranjero.

Buen intento, señor Jakubowicz. Inténtelo otra vez, a ver si me logra embaucar.

Y con esta Ideota lograré engordar mi preciosa billetera... JUAZ JUAZ JIAZ JOJOJO. ¡Que bueno me quedó el chiste! Do´h...

Y con esta "Ideota" lograré "engordar" mi preciosa billetera... JUAZ JUAZ JIAZ JOJOJO. ¡Que bueno me quedó el chiste! Do´h...

Anuncios

3 Respuestas a “Cometela con ignorancia (Parte 1 de 2): La ley anti-gordos

  1. Pingback: El Resumen del Año en El Eskulapio Criollo « El Eskulapio Criollo

  2. Hola, soy española y llegué a su web curioseando sobre el DR(?, en realidad no es médico sino nutricionista, verdad? ) Jakubowicz.
    Tengo el pequeño hobbie de coleccionar hallazgos pseudomédicos en internet, para identificar corrientes desinformadoras y fraudulentas.
    El señor Jakubowicz es de los que no se cortan un pelo, ya que he visto con horror como recomienda metformina en el embarazo y se queda tan ancho…

    Al margen, muy interesantes sus puntos de vista sobre el sistema de salud en su país, del cual, me confieso ignorante, pero sus comentarios me han ayudado a entender algunos aspectos que he observado en relación a médicos venezolanos venidos aquí.

    Saludos,

    • Bienvenida al blog. Aunque actualizo poco, trato de responder a quienes escriben.
      Sobre el señor Jakubowicz, pues… no me queda nada más que decir. No me cae mal, pero fueron demasiadas burradas juntas para seguir escribiendo sobre él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s